• Paulina Barrera

¿Hambre o ansiedad? Te ayudamos a identificarlos

Actualizado: ago 11

Muy seguramente te ha pasado que de la nada te da muchísima hambre y en muchas ocasiones no ha pasado tanto tiempo desde tu última comida. Es súper importante que sepas identificar cuando se trata realmente de hambre o cuando simplemente tienes un antojo por ansiedad. Queremos ayudarte a identificar cada situación para que así evites esos innecesarios atracones de comida que después nos hacen sentir muy mal.

Varios especialistas han llamada a la ansiedad "alimentación emocional" esto significa que el antojo parte de un tema no de hambre si no de otra situación. De manera que cuando sufrimos un ataque de ansiedad, nuestro cuerpo reacciona generando sensación de hambre y comiendo nos encontramos mejor, llenamos un vacío, aunque solo sea momentáneamente.


El primer índice de que estamos lidiando con ansiedad es que ésta suele aparecer de repente, es decir al estar realizando cualquier otra actividad: al estar trabajando, viendo una serie o en tu celular y de “se te antoja algo" o "necesitas comer algún alimento en específico".


El hambre, por otro lado, puede esperar un poco y va apareciendo gradualmente. Por lo general si acostumbras comer cada 3 o 4 horas (desayuno, comida, cena y colaciones a media mañana y media tarde) difícilmente aparecerá el hambre. Pero un indicador importante es que cuando aparece básicamente podrías comer cualquier cosa (una ensalada, una manzana, almendras, etc....)


Pero entonces, si identifico que estoy lidiando con ansiedad, ¿qué puedo hacer para combatirla? Te dejamos algunos tips que podrían ser útiles para que evites hacer comidas de más:

-Toma agua, consume agua natural durante todo el día, muchas veces podemos llegar a confundir la sed con hambre.


-No te saltes las comidas ni hagas ayunos prolongados. Se recomienda hacer hasta 5 y 6 comidas al día con un máximo de tiempo entre ingestas de 3 horas.


-Cuando identifiques un episodio de ansiedad, busca distraerte con alguna actividad que disfrutes. Como hacer ejercicio, organizar algún cajón, contestar mensajes o hacer alguna llamada telefónica pendiente. Al mantener tu mente ocupada en otra cosa te ayudará a no pensar en la comida.


-Ten listo y a la mano snacks bajos en calorías como pepino, jícama, apios, almendras o arándanos. En dado caso que en verdad no puedas resistir un antojo será mejor susituirlo por algo más saludable.


-Disfruta tu comida, cuando te sientes ya sea a desayunar, comer o cenar, hazlo con calma. No comas rápido, disfruta tus alimentos, aprecia el sabor, el olor, esto te ayudará a generar una mayor satisfacción y a controlar tu apetito.


Y por supuesto no te olvides de acompañar siempre tu ejercicio de una buena alimentación. Recuerda que con Fitpass puedes tomar las clases de tus studios favoritos de cualquier ciudad desde casa.


¿Qué esperas para reservar? Busca tus clases y studios favoritos en la App de Fitpass y síguenos en Facebook: Fitpass México, Fitpass Perú, Fitpass Chile o Instagram: @Fitpassmx @FitpassCl @FitpassPe para estar al tanto de nuestros tips y promociones.




Por: Pau Barrera

_______________________

Paulina Barrera Arrieta, es egresada de Comunicación y Publicidad de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara. Cuenta con una especialidad en Marketing Digital y ha colaborado en diferentes empresas de Publicidad, Marketing, Editoriales y Medios Digitales, cuenta con más de 5 años de experiencia en el medio. Practicó tenis de alto rendimiento por más de 10 años. Apasionada del box y amante del indoor cycling.

Donwload_Appstore.png
Donwload_Playstore.png

¡Descarga la app!