• Paulina Barrera

¿Cómo medir tus resultados sin tomar en cuenta tu peso?

Hoy por hoy uno de los indicadores que más nos aterran son los kilos al pesarnos. Nuestro peso es algo que puede llegar a agobiarnos tanto que nos obsesionamos con buscar que ese número baje, pero, ¿no bajar de peso significa que estamos haciendo algo mal? No necesariamente y te explicamos a continuación por qué.

Actualmente vivimos en un mundo en el que gran parte de nuestra propia aceptación física gira en torno al peso. Cuando nos proponemos estar en forma o mejorar nuestro cuerpo por lo general está de por medio el objetivo de perder peso y si no lo logramos nos sentimos mal y pensamos ¿qué estoy haciendo mal?, ¿por qué no bajo?


Tenemos que recordar que el peso es un indicador que se compone de diferentes factores, entre ellos: grasa, masa muscular, líquidos y huesos. Por lo tanto, el peso va cambiando durante el día, en función de nuestras actividades, lo que comemos, el ejercicio que hacemos, etc...


Sumado a lo anterior, si sueles eres una persona físicamente activa y acostumbras entrenar con peso, ligas o simplemente ejercicios con tu propio cuerpo, seguramente irás aumentando progresivamente la masa muscular y esto evidentemente implicará un aumento en tu peso. Esto no significa que estés viendo un indicador negativo o de retroceso en tus objetivos, pues en este caso tu peso se redistribuye de manera que la masa muscular pese más que la grasa.


Es importante saber analizar a nuestro cuerpo y sus reacciones. Aprender a leerlo y entender que puedes medir tus progresos de una forma diferente a la que estamos acostumbrados. Te recomendamos evaluar diariamente los siguientes aspectos de tu vida y de tu cuerpo en base a una puntuación (por ejemplo, del 1-10):

  • Tu nivel de energía

  • Tu digestión

  • Tu condición física y resistencia durante la rutina

  • Comodidad con tu ropa

  • Ligereza

  • Estado de ánimo / humor

Cuanto más te enfoques en mejorar en estos aspectos, sin que te des cuenta, el número en la báscula cambiará y en caso de que no cambie, es decir, que simplemente se mantenga o suba un poco, te darás cuenta que el peso no es equivalente a salud y mucho menos a resultados.


Por otro lado, recuerda que parte de llevar una vida saludable es cuidar tener una alimentación balanceada y hacer ejercicio frecuente, seguramente notarás que te sientes con más energía durante el día, tu digestión mejorará y también tu condición física y resistencia.


¿Qué esperas para reservar? Busca tus clases y studios favoritos en la App de Fitpass y síguenos en Facebook: Fitpass México, Fitpass Perú, Fitpass Chile o Instagram: @Fitpassmx @FitpassCl @FitpassPe para estar al tanto de nuestros tips y promociones.


Por: Pau Barrera

_______________________

Paulina Barrera Arrieta, es egresada de Comunicación y Publicidad de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara. Cuenta con una especialidad en Marketing Digital y ha colaborado en diferentes empresas de Publicidad, Marketing, Editoriales y Medios Digitales, cuenta con más de 5 años de experiencia en el medio. Practicó tenis de alto rendimiento por más de 10 años. Apasionada del box y amante del indoor cycling.