• Paulina Barrera

¿Cómo y cuánta agua beber durante tu entrenamiento?

Actualizado: ene 26

Tomar agua durante el ejercicio es una práctica común con el objetivo de mantener nuestro cuerpo súper hidratado pero la cantidad de agua y la forma en la que la tomamos durante un entrenamiento es mucho más importante de lo que piensas y queremos contarte porqué.

Tomar agua para mantenernos hidratados durante el ejercicio físico es esencial para nuestro cuerpo y para conseguir tenerlo en las condiciones ideales facilitándole afrontar mejor el desgaste físico que generamos en cada entrenamiento. Es por esto que la mayoría de las personas tomamos agua durante el ejercicio pero lo que no sabemos es de que lo estemos haciendo bien.


Cuando hay falta de hidratación, el rendimiento es menor ya que el cuerpo necesita reponer líquidos. Aumenta el cansancio, disminuye la claridad mental y el poder de concentración. Adicionalmente, la recuperación post ejercicios se vuelve más lenta.


La forma en la que tomamos agua mientras hacemos ejercicio influye y mucho. Pero como todo en la vida debemos buscar el balance correcto, no tomar agua puede llevarnos a una ligera deshidratación que puede llegar a ocasionar calambres, mayor riesgo de lesiones, agotamiento, mareos, bajo rendimiento muscular, falta de coordinación, entre otros... Así como beber demasiado deprisa también influye pudiendo ocasionar dificultad para respirar y en ocasiones náuseas.


El cuidado previo al entrenamiento es clave, es decir, es completamente necesario hidratarnos antes de comenzar a entrenar, no solamente durante o al final del ejercicio. Los expertos recomiendan comenzar el entrenamiento bien hidratado, es decir, tomar al menos 1 litro de agua unos 90 minutos antes de comenzar el ejercicio. Esto permitirá, entre otras cosas, una rápida adecuación de los músculos y las articulaciones al momento de la acción.


Durante tu entrenamiento y en los descansos se recomienda beber pequeños tragos. Es necesario establecer rutinas de ingerir al menos 200 ml de agua, aproximadamente tres pequeños sorbo, cada 15 minutos. Esto permitirá que no te deshidrates durante el entrenamiento y que tu rendimiento sea mucho mejor.


Para iniciar la recuperación de todo el cuerpo lo más rápido posible, la ingesta de agua debe realizarse apenas finalizada la actividad. Al igual que durante el periodo de preparación, se debe disponer de al menos un litro de agua para ser consumida durante los primeros 10 minutos post ejercicio.


Intenta adelantarte a la sensación de sed durante el ejercicio. Ya que la sed es el síntoma claro de deshidratación y posiblemente tu rendimiento fijo baje. Pero tampoco caigas en el error de beber en exceso ya que, al igual que la deshidratación, la sobre hidratación también puede ser un gran inconveniente para nuestra salud.


Recuerda que para armar las mejores rutinas de ejercicio y mantenerte en forma, puedes usar Fitpass, donde encontrarás las mejores opciones de clases y studios para que nunca dejes de mantenerte activo.


¿Qué esperas para reservar? Busca tus clases y studios favoritos en la App de Fitpass y síguenos en Facebook: Fitpass México, Fitpass Perú, Fitpass Chile o Instagram: @Fitpassmx @FitpassCl @FitpassPe para estar al tanto de nuestros tips y promociones.


Por: Pau Barrera

_______________________

Paulina Barrera Arrieta, es egresada de Comunicación y Publicidad de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara. Cuenta con una especialidad en Marketing Digital y ha colaborado en diferentes empresas de Publicidad, Marketing, Editoriales y Medios Digitales, cuenta con más de 5 años de experiencia en el medio. Practicó tenis de alto rendimiento por más de 10 años. Apasionada del box y amante del indoor cycling.


Donwload_Appstore.png
Donwload_Playstore.png

¡Descarga la app!